viernes, 19 de octubre de 2012


Galicia por riba de todo

                Desde hace años España se ha visto azotada por una dura crisis financiera. Paro, quiebra, deudas… todos nos hemos familiarizado con esos términos. Hemos visto como por causa de unos pocos, muchos sufríamos, pero también hemos visto como por el trabajo y el esfuerzo de algunos,  en ciertos lugares se ha podido capear el temporal, y quiero referirme, muy especialmente a Galicia y a su presidente, Alberto Núñez Feijóo, como el mejor ejemplo de ello.
                Cuando el Partido Popular ganó las elecciones en 2009, se encontró con una Galicia dividida y a la cola de España tras el gobierno del PSdeG-PSOE y el BNG. El gobierno anterior fue un ejemplo de despilfarro y de destrucción de empleo, con ejemplos por todos conocidos. En estos cuatro años, el PP de Galicia, con su presidente al frente, ha logrado mediante una gestión brillante, hacer de esta Comunidad Autónoma una de las más saneadas de España y que sea, además, una de las pocas que ha cumplido con sus objetivos de déficit. Asimismo, Galicia es un ejemplo de control del gasto, de austeridad de la administración pública, de creación de empleo y de confianza y apoyo a los jóvenes.
                A estas alturas de campaña todo está dicho ya, el presidente Feijoo y su equipo han presentado su programa, base de un proyecto real y sensato que busca la recuperación económica, unidad y estabilidad, sin divisiones ni falsos profetas. Aun así, quisiera hacer una última petición.
                Porque es de sentido común no cambiar algo cuando funciona, y mucho más cuando funciona de manera extraordinaria; porque los gallegos depositaron en él su confianza en momentos más duros, y respondió de forma sobresaliente; porque a pesar de todos los logros no se conforma, y quiere más; porque cuenta con los jóvenes, y éstos le demuestran su apoyo;  porque para él, Galicia, su Galicia, está por encima de todo, por riba de todo. Este 21 de octubre, este domingo, todos los gallegos y gallegas deben votar al mejor presidente posible para su Comunidad Autónoma, a Alberto Núñez Feijóo. Porque si consiguió tan gratos resultados en la etapa más dura, ¿qué no será capaz de conseguir en estos próximos cuatro años?




No hay comentarios:

Publicar un comentario